Encuentro vocacional 2 de enero de 2018

El 2 de enero nos encontramos en la Casa Noviciado de Pallejá un buen grupo de hermanas de distintas comunidades para celebrar nuestro encuentro vocacional. Presentamos a continuación una breve síntesis del contenido del encuentro realizada por  las Hnas. Dorotea Martorell y Teresa Térmens.

Como motivación inicial se proyectó el  vídeo del  “Himno en honor de los mártires del siglo XX”.  Nos ayudó a centrarnos en el tema del encuentro; la belleza de su música y letra nos acercaron  a los 16  mártires que pronto serán beatificados y, en particular, a nuestras Hermanas  Andrea, Mª Auxilio y Patrocinio: ellas murieron con la mirada puesta en Cristo: “Fijaron los ojos en Cristo y ya no volvieron atrás”

La Hna. Purificación Robredo, de la comunidad de Barcelona-Sants, nos hizo una exposición muy completa de cada una de ellas, sobre su itinerario desde pequeñas hasta su muerte, resaltando principalmente su testimonio de vida consagrada y su valentía y donación total a la Iglesia y al Padre de las Misericordias.

En su conferencia, la Hna. Purificación describió el clima socio-político de España entre  los años 1931-1936 acentuando el tema de la persecución religiosa. Quedó bien claro que nuestras Hermanas fueron víctimas de esta persecución y que  murieron por causa del odio a la fe cristiana que se extendió en aquella sociedad. Argumentó, también,  que en aquellas difíciles circunstancias, nuestro Instituto se mantuvo fiel a Jesucristo y a la Iglesia.

Las Hermanas Andrea, Mª Auxilio y Patrocinio fueron auténticas seguidoras de Cristo que dio su vida por ellas. Las asesinaron en plenitud de vida por ser religiosas, es decir, por su entrega a Cristo y a los hermanos.

Su silencio y su oración en el camino hacia el martirio fueron expresión de su firmeza en la fe y de caridad. Su confianza en la oración a través de la plegaria a la Virgen María (con el rosario en las manos) y las invocaciones al Sagrado Corazón de Jesús, fueron sus últimas palabras antes de entregar sus vidas al Señor. ¡Qué gracia tan grande tener tres hermanas de  nuestra Congregación y verlas proclamadas mártires por la Iglesia! Todo esto nos interpeló a cada una de nosotras preguntándonos como ser hoy testigos de Cristo en nuestro mundo.

En este día tan intenso oramos ante el Santísimo expuesto, rezamos el rosario con referencias a las mártires en todos los misterios, participamos en la Eucaristía presidida por Fray Josep M. Segarra, ofmcap y, además tuvimos un hermoso rato de recreación dirigido por las jóvenes formandas del Noviciado y del Juniorado.

“Como nuestros hermanas queremos ser.

Dar nuestras vidas, unir las manos y prepararnos para un nuevo amanecer”.